Red Sexualidad:
Asociaciónes:

Derechos Sexuales Humanos

derechos sexuales

 

Derechos Sexuales on Facebook

 

Sexual Rights on Facebook
diciembre 10, 2009 @ %H:%M 03Thu, 10 Dec 2009 15:39:08 +000008.

D√ćA DE LOS DERECHOS HUMANOS

WAS

BOLET√ćN DE PRENSA

D√ćA DE LOS DERECHOS HUMANOS

10 DICIEMBRE 2009

‚ÄúTodos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos‚ÄĚ

Palabras iniciales de la Declaración de Derechos Humanos

Con motivo del Día de los Derechos Humanos, la Asociación Mundial para la Salud Sexual (WAS) afirma que la salud sexual es fundamental para el bienestar de todas las personas. La salud sexual es mucho más que la ausencia de enfermedad. La promoción y protección de los derechos sexuales del individuo otorga las condiciones óptimas para garantizar la salud sexual. Los derechos sexuales incluyen los siguientes valores:

Equidad e igualdad de género

Acceso universal a la educación de la sexualidad integral y basada en evidencia

Acceso a una amplia gama de recursos para la salud sexual, incluyendo la atención a la fertilidad

Libertad de elección en las relaciones sexuales adultas

Libertad de discriminación basada en el género, la identidad de género, la religión, el origen étnico, la orientación sexual y la capacidad física o mental

Libertad de violencia basada en el género y de la actividad sexual con coerción

Respeto mutuo y autonomía individual

Libertad para vivir y expresar el placer sexual

Todos estos son derechos fundamentales y universales.

Independientemente del género, la identidad de género, el origen étnico, la cultura, la orientación sexual o la capacidad personal, todos tenemos derecho a vivir los placeres de la intimidad sexual, libres de coerción, sanciones legales o sociales o la crítica personal. El cumplimiento de las responsabilidades que se derivan del ejercicio de nuestros derechos es igualmente valioso.

Los derechos sexuales de las mujeres son una preocupaci√≥n especial ya que las mujeres tienen mucho menos libertad que los hombres en lo referente a la elecci√≥n de pareja sexual, a la atenci√≥n a su salud reproductiva y a la prevenci√≥n de enfermedades. La salud sexual es central en la vida de las mujeres y las ni√Īas. Es fundamental para el bienestar de las mujeres, as√≠ como el bienestar de la sociedad el que ellas tengan la capacidad de hacer elecciones informadas respecto a si tener hijos o hijas, o no y a cuando tenerlos o tenerlas, el n√ļmero y espaciamiento de esas hijas o hijos y a tener atenci√≥n antes y despu√©s del nacimiento.

La WAS pone especial atenci√≥n en la protecci√≥n de los ni√Īos y ni√Īas que son v√≠ctimas de abuso sexual. Los gobiernos tienen la obligaci√≥n moral y legal de establecer medidas de prevenci√≥n, protecci√≥n y tratamiento. Cada ni√Īa o ni√Īo tiene un derecho fundamental a la integridad corporal y a vivir su infancia y crecimiento en una atm√≥sfera de confianza y cuidado.

Los gobiernos deben considerar prioritario la adopci√≥n de medidas especiales para que las necesidades sexuales y de relaciones interpersonales de las personas con incapacidades f√≠sicas o mentales y de las personas con enfermedades cr√≥nicas se vean satisfechas. La WAS apoya de manera especial la educaci√≥n de la sexualidad que otorga protecci√≥n, ense√Īa habilidades sociales y coloca a los individuos en posibilidad de hacer elecciones informadas.

La autonomía personal depende de la capacidad de los individuos de hacer elecciones y decisiones informadas y responsables. Para poder lograrlo, la persona debe tener acceso a la educación de la sexualidad basada en la evidencia impartida por educadores debidamente capacitados. Cuando se pone a disposición de las personas una gama amplia de recursos se mejora la capacidad de mantener su salud sexual física y mental. Además, el aprender a valorar y respetar a los otros fortalece las relaciones interpersonales y contribuye a un mundo más armonioso.

Dr. Rosemary Coates

Presidenta

World Association for Sexual Health (WAS-Asociación Mundial para la Salud Sexual) www.worldsexology.org

Para más información o comentarios: r.coates@curtin.edu.au

Filed under DERECHO HUMANO, Dia derechos humanos · No Comments »

abril 21, 2009 @ %H:%M 11Tue, 21 Apr 2009 11:37:31 +000031.

LA SEXUALIDAD: DERECHO HUMANO UNIVERSAL

Dr. Juan José Borrás Valls 1, 2  Dra. María Pérez Conchillo 2

Presidente del Comité de Derechos Sexuales de la WAS (World Association for Sexology),
2 Directores del Instituto de Sexolog√≠a, Psicolog√≠a y Medicina Espill, Valencia Spain. Presidentes de Honor de la Federaci√≥n Espa√Īola de Sociedades de sexolog√≠a (FESS)¬† www.abcsexologia.com; www.espill.org

Traducci√≥n al espa√Īol de art√≠culo publicado por Borr√°s y P√©rez en la Revista: Seksualnost: Univerzalno Ljudsko Pravo. REC ‚Äď Casopis za knjizevnost i kulturu, i drustvena pitanja. 67/13, pp 117-124. 2002

 

Cuando en 1995 la WAS nos encomend√≥ la organizaci√≥n del XIIIth World Congress of Sexology, comenzamos a pensar en cual deb√≠a ser el lema del congreso, un lema que reflejara alg√ļn aspecto actual de la sexolog√≠a mundial. No pudimos evitar ser impactados por las constantes noticias que nos llegaban sobre el conflicto b√©lico en los Balcanes. Como europeos nos sent√≠amos especialmente impresionados y dolidos. Como sex√≥logos, entre otras atrocidades, nos alarmaba que una vez m√°s en la historia de la humanidad, la violencia sexual, fuera utilizada como arma de guerra. Era noticia constante la violaci√≥n de mujeres y ni√Īos, en el coraz√≥n de Europa, a tan solo dos horas de vuelo desde Valencia. Tuvimos claro que el lema del congreso deb√≠a ser ‚ÄúSexuality and Human Rights‚ÄĚ. Para nosotros es especialmente grato, una suerte de restituci√≥n hist√≥rica el poder hoy dirigirnos a la poblaci√≥n de la antigua Yugoslavia en paz y por medio del magazine Rec hablar sobre la sexualidad como derecho humano universal.

Del 25 al 29 de Junio de 1997, con la participaci√≥n de delegados de 60 pa√≠ses, ¬†se celebr√≥ en Valencia (Espa√Īa) el XIIIth World Congress of Sexology, con el lema Sexualidad y Derechos Humanos. El Congreso aprob√≥ la Declaraci√≥n de Valencia de los Derechos Sexuales (Cuadro 1) que ha sido celebrada y reproducida por numerosas publicaciones cient√≠ficas y sociales. Esta declaraci√≥n se instituy√≥ en documento base sobre el que se prepar√≥ la Declaration of Sexual Rights que fue aprobada por la Asamblea de la Asociaci√≥n Mundial de Sexolog√≠a (WAS) en el XIV Congreso Mundial de Sexolog√≠a (Hong Kong, 1999). Asimismo, la Declaraci√≥n de los Derechos Sexuales ha constituido uno de los elementos quiciales para la elaboraci√≥n del nuevo documento sobre Salud Sexual por un comit√© de expertos de la OMS (La Antigua, Guatemala, mayo 2000).
El 10 de diciembre de 1998, se conmemor√≥ el 50 aniversario de la Declaraci√≥n Universal de los Derechos Humanos. Desgraciadamente esta declaraci√≥n no se ha convertido en el ente maduro y fuerte que por su edad podr√≠amos esperar. Los derechos humanos son todav√≠a tan fr√°giles, que en algunos pa√≠ses apenas se sostienen; mientras que en otros todav√≠a no han visto la luz. A pesar de este panorama, la World Association for Sexology (WAS) ha querido enriquecer esta Declaraci√≥n a√Īadiendo unos derechos espec√≠ficamente sexuales. Un acuerdo com√ļn que recogen los documentos que han servido de base para nuestra Declaraci√≥n, es el reconocimiento espec√≠fico de los derechos sexuales como derechos humanosy los afirman como una parte inalienable, integral e indivisible de los derechos humanos universales.
En la esencia de los¬† Derechos sexuales est√° la definici√≥n de salud sexual tal y como fue propuesta por la Organizaci√≥n Mundial de la Salud en 1975: “Salud sexual es la integraci√≥n de los elementos som√°ticos, emocionales, intelectuales y sociales del ser sexual por medios que sean positivamente enriquecedores y que potencien la personalidad, la comunicaci√≥n y el amor (…) tal noci√≥n de la salud sexual supone la adopci√≥n de un criterio positivo respecto de la sexualidad humana; la finalidad de la asistencia prestada en ese sector debe ser el disfrute intensificado de la vida y de las relaciones personales y no meramente el asesoramiento y la asistencia relacionados con la procreaci√≥n o las enfermedades de transmisi√≥n sexual (…) una concepci√≥n que contemple la sexualidad como una capacidad inherente al ser humano, que se expresa a lo largo del ciclo vital, respetuosa con las variantes sexuales existentes, rechazando cualquier conducta sexual que venga impuesta por la coacci√≥n, sea f√≠sica, legal, moral o ps√≠quica‚ÄĚ. (OMS, 1975).
Quizá desde nuestra confortable Unión Europea, que aparece como el adalid del bienestar y las libertades, podemos creer que este tema nos es ajeno y que lo tenemos superado, pero no podemos olvidar, que todavía seguimos encontrándonos en las páginas de los diarios, noticias sobre mujeres víctimas de la violencia de género; y la incomprensión hacia las personas con orientación homosexual sigue siendo más frecuente de lo que podríamos suponer. El derecho a la información y la educación sexual, por otra parte, todavía no ha encontrado una mínima implantación.
En otros países miembros de la Asociación Mundial de Sexología (WAS) como China, los Derechos Humanos son innombrables y cualquier referencia a estos no sólo no es comprendida,  sino que puede ser duramente castigada. Así, la WAS, tiene como uno de sus fines prioritarios promover y defender los derechos sexuales en todo el mundo especialmente en los países más desfavorecidos.
El desarrollo sostenible y equitativo demanda que toda persona pueda tener control sobre su vida sexual. Los derechos sexuales son b√°sicos para el desarrollo, y por tanto su desatenci√≥n provoca muchos de los problemas considerados urgentes por la comunidad internacional, entre los que destacamos la violencia; el abuso sexual y la violaci√≥n de mujeres, ni√Īos y ni√Īas; el sida; el embarazo de adolescentes; la mortalidad materna; el abandono de ni√Īos; las pr√°cticas da√Īinas como la mutilaci√≥n genital femenina; el crecimiento demogr√°fico; y la violaci√≥n de derechos humanos fundamentales y la dignidad humana como el derecho a la seguridad y a la libertad e integridad personales, puestos de manifiesto en los √ļltimos conflictos b√©licos e inter√©tnicos.
Del mismo modo, la comunidad internacional reconoce la violencia contra la mujer como una violaci√≥n de los derechos humanos que le impide gozar de sus libertades fundamentales y como una manifestaci√≥n de la desigualdad de las relaciones de poder entre hombres y mujeres, sustent√°ndose en el modelo androc√©ntrico. El descuido de los derechos sexuales de la mujer se debe a la discriminaci√≥n basada en el g√©nero producto de normas socioculturales, que las considera subordinadas y dependientes del hombre en la vida p√ļblica y privada; esta situaci√≥n limita tambi√©n las oportunidades que tienen los varones de disfrutar de algunos aspectos como: las relaciones personales y con su pareja, la vida familiar y la crianza de los hijos. La discriminaci√≥n contra la mujer comienza desde las primeras fases de la vida y debe ser, por tanto, afrontada desde ese momento.
La salud sexual persigue el bienestar personal y la mejoría de las relaciones interpersonales, por ello los servicios de salud sexual no deben estar exclusivamente basados en el asesoramiento y atención de los aspectos reproductivos y enfermedades de transmisión sexual. La salud sexual es un estado general de bienestar físico, mental y social y no de mera ausencia de enfermedades o dolencias. Las personas tienen capacidad para disfrutar de una vida sexual satisfactoria y sin riesgos. De tener la libertad para procrear o no, de cuando hacerlo y con qué frecuencia. Todo hombre y toda mujer tienen derecho a acceder a la información y a métodos seguros, eficaces y asequibles para regular su fecundidad, evitando riesgos.
Casi la mitad de la poblaci√≥n mundial tiene menos de 20 a√Īos de edad, siendo este sector el m√°s propenso a padecer problemas de salud sexual. Los datos apuntan que m√°s de 15 millones de mujeres entre 15 y 19 a√Īos dan a luz anualmente y 5 millones abortan; que un 5% de adolescentes sufre una enfermedad de transmisi√≥n sexual, registr√°ndose las tasas m√°s elevadas entre los j√≥venes que tienen entre 15 y 24 a√Īos y tambi√©n en esta franja de edad se dan m√°s de la mitad de nuevas infecciones por el VIH en muchos pa√≠ses en desarrollo.
Cada a√Īo aparecen m√°s de 300 millones de nuevos casos de enfermedades de transmisi√≥n sexual. Es necesario facilitar un acceso universal a servicios econ√≥micos de prevenci√≥n, garantizando una inversi√≥n adecuada para programas multisectoriales, potenciando las t√©cnicas de sexo seguro y eliminando la discriminaci√≥n hacia las personas infectadas. Asimismo habr√≠a que establecer servicios de orientaci√≥n sobre el sida y las enfermedades de transmisi√≥n sexual en el sistema de Atenci√≥n Primaria de la Salud, facilitando los medios y medicamentos para su prevenci√≥n y/o curaci√≥n.
En cuanto a las mujeres, m√°s de medio mill√≥n mueren anualmente por causas relacionadas con el embarazo, muchas de ellas debido a los 20 millones de abortos en malas condiciones practicados cada a√Īo, los cuales provocan tambi√©n millones de mujeres discapacitadas. Reconocemos de esta forma que los abortos practicados en malas condiciones son un grave problema de salud p√ļblica, por tanto resulta prioritaria la prevenci√≥n del embarazo no deseado mediante un mayor acceso a informaci√≥n y servicios de planificaci√≥n que garanticen igualmente las debidas condiciones sanitarias cuando la mujer ha tomado la decisi√≥n de abortar.
También creemos conveniente resaltar el derecho a la libre decisión contra medidas coercitivas como la esterilización forzosa, los abortos y la contracepción forzosos, que violan los derechos de las personas usuarias. Así como el derecho a la propia elección de maternidad y paternidad.
Adem√°s, cada a√Īo m√°s de 2 millones de ni√Īas sufren mutilaci√≥n genital. Se estima que existen m√°s de 140 millones de mujeres que han sufrido esa terrible y macabra pr√°ctica. Adem√°s, este sector de la poblaci√≥n, especialmente las ni√Īas y adolescentes, es el m√°s vulnerable a violaciones, abusos y explotaciones sexuales.
En definitiva “‚Ķ Es necesario cambiar el actual paradigma social de los sexos y dar paso a una nueva generaci√≥n de hombres y mujeres que luchen juntos para crear un orden mundial m√°s humano” (Jefes de Estado, Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, 1995).

Desgraciadamente estas declaraciones de principios no germinan como nos gustar√≠a y, en demasiadas ocasiones, se quedan en frases rimbombantes sin ning√ļn contenido pr√°ctico¬† por lo que la Asociaci√≥n Mundial de Sexolog√≠a (WAS) seguir√° en su empe√Īo de promover los Derechos Sexuales y la Salud Sexual en todo el mundo.

Documentos consultados

Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo. El Cairo, 1994.
Conferencia Mundial de Derechos Humanos. Viena, 1993.
Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer. 1979.
Convenci√≥n sobre los Derechos del Ni√Īo. 1989.
Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. 1994.
Family Care International.
III Conferencia Mundial sobre la Mujer. Nairobi, 1985.
IV Conferencia Mundial sobre la Mujer. Pekín, 1995.
Jefes de Estado, Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social. Programa de Acción, párrafo 7. Copenhague, 1995.
Organización Mundial de la Salud (OMS) La Educación y  el Tratamiento En Sexualidad Humana: La  Capacitación De los Profesionales de la Salud. Informe Técnico 572. Ginebra, 1975.
Organización Mundial de la Salud. Ginebra, 1975.

INFORMACI√ďN Y CONTACTO
Instituto de psicologia y sexologia Espill
www.espill.org

Filed under DERECHO HUMANO, Derechos Sexuales · No Comments »

Idioma

Entradas recientes

Preguntas & Respuestas

Dudas sobre sexo?

Sexpertalia

Pregúntale a un experto!

Enlaces

espill

Etiquetas

Apoyo Campaign Cartas protesta Congreso Nacional DECLARACION DE VALENCIA declaracion universal Declaracion Universal de los Derechos Sexuales Declaration of Sexual Rights DECLARATION ON SEXUAL RIGHTS depathologization of transsexuality DERECHO HUMANO derechos Derechos humanos Derechos Sexuales derechos sexuales humanos Despatologización Trans Educación Sexual y Sexología facebook for the millenium la sexualidad parejas del mismo sexo parejas sexualmente diversas protesta proyecto ley homofobo psicologia revolución social Salud sexual Salud sexual para el milenio sexologia Sexual Sexual health Sexual health for the millenium Sexuality SEXUAL RIGHTS THE VALENCIA’S DECLARATION ON SEXUAL RIGHTS TransAlto a la Patologización Trans Trans Depathologization Trans Depathologization Network transexualidad Transsexuales transsexuality universal Versión en inglés version ingles World Association for Sexual Health

Categorías

Comentarios recientes

 

Julio 2014
L M X J V S D
« Sep    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos

espill

Salud Participativa

Aorana Sexualidad

Aorana Dejar de Fumar

Aorana Perder peso

Aorana Ansiedad